Cómo conseguir calmarnos a través de nuestros sentidos

El ritmo de vida actual que lleva la sociedad pasa una enorme factura a la salud, pues la humanidad ahora vive la mayoría en las ciudades y esto conlleva estar rodeado a todas horas de estímulos sonoros, lumínicos, ir con hora a todas partes...en definitiva, tenemos poco tiempo para desconectar de la rutina y conectar con nosotros mismos. Por ello cada vez hay más casos de estrés, ansiedad, empeoramiento de la salud mental...


Pero tenemos más cerca de lo que creemos opciones para mejorar ciertos aspectos y conseguir una mayor calma y armonía. Nuestros sentidos son un gran aliado para encontrar la paz interior.





Sí, disponemos de las herramientas necesarias para calmar nuestra mente y reconectar más con nosotros mismos, tan solo tenemos que aprender a utilizarlas y sacarles el máximo partido.


Los sentidos nos ayudan a lograr la calma interior y a reconectar con nosotros mismos.

Cuando enfocamos nuestra atención en ver una cosa determinada, no vemos nada más. Nuestra mente reconoce los movimientos y cosas que está entrenada a ver. Estos hábitos mentales hacen que perdamos cosas sutiles a nuestro alrededor. Pero cuando nosotros nos damos cuenta de esto y ponemos consciencia en ello, la cosa cambia. Cuando sabemos que hay cosas sutiles alrededor, empezamos a notarlas.




Este es uno de los principios de los Baños de Bosque

Poner atención y enfoque en cosas sutiles de la naturaleza, para empezar a notarlas y empezar a desarrollar los patrones de la mente que nos ayudan a prestar atención a cosas sutiles de otras áreas de nuestra vida. Empezamos a notar cosas de nuestro alrededor, poner foco en procesos de cómo hacemos las cosas, cambios pequeños que ocurren a nuestro alrededor y también empezamos a prestar atención a nuestro interior y nuestro cuerpo.


Empezamos a sentir mejor cómo estamos y qué necesidades tiene nuestro cuerpo. Y con este foco, desarrollamos mucho mejor los hábitos y rutinas saludables.


Si pasamos todo nuestro tiempo dentro de los espacios cerrados, nuestra casa, oficina, centros, etc, empezamos a dejar de notar el mundo exterior. Perdemos la conexión con la naturaleza y perdemos la conexión con nuestros sentidos.





Observar, oler, tocar, saborear y escuchar. Nuestros sentidos tienen más capacidad de la que creemos para ayudar a calmarnos y a desconectar. ¿Has probado a escuchar la tranquilidad del bosque? ¿Y a oler y sentir lo que vive en él? No hace falta ir muy lejos para encontrar un espacio natural y utilizar todos los sentidos como herramienta de desconexión. Puedes ir a tu parque favorito, escoger un rincón algo apartado y simplemente siéntate o túmbate y fluye. Escuchar el sonido del viento entre las hojas, sentir la hierba mojada, el olor a tierra húmeda, escuchar el canto de los pájaros...Dedica 20 minutos cada día (si puedes) a este ejercicio y notarás cómo tus niveles de estrés y ansiedad se reducen notablemente.


En el Taller de Baños de Bosque RE-CONECTA CON TU CALMA INTERIOR te ayudaré a explotar al máximo las capacidades de tus sentidos para conseguir reconectar contigo mismo/a y estar más en sintonía con la naturaleza. Unas prácticas que seguro que te vienen genial para desconectar como necesitas de tus rutinas, reducir tus niveles de estrés y tener la mente liberada y relajada.

23 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Sintoísmo